Es posible que en algún momento nos encontremos ante esta interrogante, queremos pensar que lo más importante es nuestro perfil profesional (la experiencia laboral y cualificaciones), pero ¿en realidad importa la apariencia?

Aunque la mayoría estamos muy familiarizados con el formato DOC de Microsoft Word y a menudo es el formato elegido a la hora de enviar el curriculum a un potencial empleador, ¿te has preguntado si en realidad es la mejor opción?